La sensualidad del agua en la escultura.


Las estilizadas figuras de bronce de de la escultora polaca  Malgorzata Chodakowska, evocan sensualidad y erotismo cuando observamos  el recorrido del agua a través de ellas.  El agua juega un papel fundamental en estas esculturas, la dureza del bronce se diluye con el movimiento fluido y continuo del líquido que mana de puntos estratégicos,  dando sensación de movimiento en cada una de ellas. Esta maravillosa artista también  recrea su arte en madera de árboles arrancados de raíz , «recibe madera en entregas de la administración forestal y personas conocidas». Trabaja con madera de tilo, pera, cerezo, roble, tulipán y fresno. En su trabajo creativo logra que cada personaje que talla sea único e inigualable, en la expresión de sus rostros que  pudieran parecer inexpresivos, pero por el contrario, transmiten serenidad, paz interior y equilibrio,  nos invita a una búsqueda interna  logrando de esta forma que el espectador se involucre a través de los sentidos.

www.skulptur-chodakowska.de